Cuidados del cachorro Jack Russell Terrier - Criador de Mastín del Pirineo y Jack Russell Terrier Reis DAragon

Vaya al Contenido

Menu Principal:

 

CUIDADOS DEL CACHORRO JACK RUSSELL TERRIER

El Jack Russell Terrier es un perro sano y fácil de cuidar, pero los cachorros tienen necesidades especiales y los de esta raza no son una excepción.

ANTES DE QUE LLEGUE SU NUEVO CACHORRO

Traer un cachorro Jack Russell Terrier a casa es muy emocionante, los preparativos comienzan antes de traer al nuevo miembro de la familia a nuestro hogar.

Esta es una lista de lo que deberíamos comprar para el cachorro:

  • Un arnés adecuado a su tamaño, nosotros lo recomendamos con preferencia al collar, y una correa.

  • Un cachorro al que le estén saliendo los dientes necesitará algún juguete para morder, para un cachorro tienen que ser juguetes masticables blandos. Nosotros hacemos mordedores caseros con tiras de camisetas viejas trenzadas y anudadas en los extremos.

  • Juguetes que no tengan partes pequeñas que el cachorro pueda tragar accidentalmente, les gustan mucho los juguetes que hacen ruiditos.

  • Algún producto o snack para ayudar a mantener los dientes limpios y las encías sanas.

  • Un kit de primeros auxilios.

  • Un abrigo si los días son fríos.

  • Una cama con un almohadón y/o una manta. Los Jack requieren camas pequeñas, de 45 x 60 cm aproximadamente.

  • Productos de aseo: Un peine o cepillo, champú, tijeras de uñas.

  • Comedero y bebedero, de acero inoxidable o de cerámica y con una base pesada para que sea difícil volcarlos por accidente.

  • Un saco de pienso de la misma marca que utiliza el criador para alimentar a su cachorro. La llegada a su nuevo hogar ya es un gran cambio para el cachorro, es mejor darle la misma comida y más adelante podremos cambiar al tipo de alimento que decidamos darle.

  • Un transportín o jaula de transporte.

HOGAR SEGURO

Muchos artículos domésticos comunes pueden ser peligrosos o mortales para un cachorro si no se toman medidas preventivas. Hay que tener cuidado con monedas, chocolate, plantas venenosas, cables, medicamentos, productos de limpieza, basura, productos químicos, pinturas, etc.

Atención a la piscina, también a puertas o verjas abiertas y agujeros por los que pueda salir.

Cuidados del cachorro Jack Russell Terrier
Cuidados del cachorro Jack Russell Terrier
PRIMEROS DÍA EN CASA

Procure llevar a su cachorro Jack Russell Terrier a casa cuando tenga unos días libres o al comienzo de un fin de semana, así dispondrá de tiempo para ayudarle a adaptarse y comenzar su entrenamiento.

Cuando el cachorro llegue le dejaremos que huela y explore a su ritmo. Son los primeros días que el cachorro pasa lejos de su madre y hermanos, para él es una gran shock, intentaremos dedicarle tiempo. A medida que los días pasan la confianza de su cachorro irá en aumento, forjando un vínculo que durará para siempre.


Las primeras noches puede que llore al quedarse solo, pero se tiene que acostumbrar.

Si hay alguna mascota en casa, pensemos que puede necesitar algún tiempo para que se adapte al recién llegado, debemos hacerle caso para que no se sienta demasiado celoso. Al principio los tendremos aparte y los alimentaremos por separado.

Los cachorros duermen mucho, toda la familia debe respetar su ritmo. Si hay niños, se les debe enseñar cómo deben tratar al cachorro.

Hasta que no tenga todas las vacunas puestas no es conveniente que esté en contacto con otros perros, ni que lo lleve a lugares que suelan ser frecuentados por perros.

SALUD

Tan pronto como el cachorro se acostumbre a su nuevo hogar hay que visitar al veterinario. Con premios, caricias y una actitud positiva, procuraremos que la visita no sea una experiencia temible. Hasta que no tenga todas las vacunas hay que llevarlo en brazos o en una jaula para que no entre en contacto con otros perros.

Para que se mantenga protegido, todos los años el veterinario tendrá que ponerle una vacuna de refuerzo.

Para que se mantengan saludables todos los perros requieren unos cuidados rutinarios, como desparasitación externa e interna, cuidado bucal y mantenimiento del manto, que no deben ser descuidados.

Mantenga hábitos saludables y controles rutinarios. Elija a su veterinario con cuidado, trate cualquier problema médico con él.

ALIMENTACIÓN

Debemos seleccionar un alimento para perros que sea apropiado para la edad y el nivel de actividad de nuestro Jack Russell Terrier. Utilice un pienso de alta calidad, la cantidad diaria recomendada figura en el envase, dividida en 3 comidas al día. Así mantendremos a nuestro Jack Russell en buena forma, no recomendamos dejar comida a su disposición en todo momento.

Los cambios demasiado rápidos en la dieta o darle las sobras de nuestra comida, pueden hacer que sus heces sean más blandas, pueden sentarle mal, que sientan malestar de estómago e incluso que tengan diarrea.

No debemos acostumbrar a nuestro cachorro a recibir restos de nuestra comida, algunos ingredientes pueden ser perjudiciales para él y es probable que no se coma la suya con lo que su dieta no sería equilibrada.

Los cambios en la alimentación no son convenientes, pueden producir molestias digestivas y dar lugar a alergias. Los cambios de dieta deben hacerse gradualmente, durante un período de varios días iremos aumentando la proporción del nuevo alimento y disminuyendo el antiguo cada día hasta terminar dándole sólo el nuevo.

No todos los perros necesitan la misma cantidad de alimento, dependiendo de su nivel de actividad. Si observa que tiene sobrepeso, necesita menos comida o más ejercicio.

Debe tener en todo momento agua fresca a su disposición.

Los huesos pueden dañar los dientes y los huesos rotos pueden causar daños internos.

Cuidados del cachorro Jack Russell Terrier
Cuidados del cachorro Jack Russell Terrier
Cuidados del cachorro Jack Russell Terrier
Cuidados del cachorro Jack Russell Terrier
EJERCICIO

Debemos darle a nuestro Jack Russell Terrier espacio para correr. Les encanta jugar, especialmente con nosotros. Necesita atención y pasar tiempo con la familia. Las excursiones son una buena actividad que toda la familia puede disfrutar.

Los cachorros suelen estar más activos por las mañanas y por las noches. El ejercicio se debe hacer antes de darle la comida.

Si hace mal tiempo, acortaremos el paseo pero no prescindiremos de él. No hay que dejarle el collar puesto en todo momento porque se puede dañar la piel de debajo.

Las almohadillas de los cachorros aún no se han endurecido, andan sobre todo tipo de materiales y debemos vigilarlas, revisando que no tengan heridas o algún objeto punzante. Si se lame o levanta una pata puede ser porque le duele la pata.

SOCIALIZACIÓN

Como todos los perros los Jack Russell Terrier necesitan socialización temprana, tienen que conocer diferentes personas, sonidos, lugares y experiencias, cuando son jóvenes. La socialización asegura que el cachorro Jack Russell crece siendo un perro equilibrado.

Los cachorros nacidos en nuestro criadero han comenzado su socialización conociendo gatos y mastines del Pirineo desde muy temprana edad.

No se puede sacar de paseo al cachorro hasta que no tiene puestas todas las vacunas, se puede comenzar enseñándole coches, vecinos, etc. llevándolo en brazos. Una vez que esté vacunado, puede sacarlo a pasear para que conozca a  otros perros. Lo mejor es dejar que sean los propios perros los que se presenten.

Cuidados del cachorro Jack Russell Terrier
ACICALAMIENTO: BAÑO

En general, es suficiente con un baño al mes, aunque dependiendo de su actividad en el exterior puede que tengamos que bañarlo más a menudo. Es mejor baños cortos y más frecuentes, que largos e infrecuentes. Se le debe acostumbrar a los baños desde cachorro, intentando que sea una experiencia agradable.

Tendremos una toalla grande a mano. Utilizaremos un champú adecuado a la piel de nuestro Jack Russell, comprobaremos que el agua está a temperatura tibia, enjabonaremos por todo el cuerpo evitando los ojos y aclararemos bien para que no queden restos de jabón. Escurriremos con las manos el agua que queda en el pelaje y lo secaremos con la toalla. Quizás tras el baño nuestro terrier decida correr como una bala por toda la casa.

Cuidados del cachorro Jack Russell Terrier

Puede ser útil tener champú seco a mano, en ocasiones es una solución si tenemos un Jack Russell sucio y el baño con agua y jabón no es posible.

Las uñas se cortan una o dos veces al mes para mantener sus pies en buen estado, aunque según el tipo de superficie sobre el que camine las uñas no le crecerán tanto.

No olvide mantener limpias la zona que rodea los ojos y las orejas, con cuidado.

MANTENIMIENTO DEL PELO

El Jack Russell necesita un buen cepillado con un cepillo de cerda o un guante especial una vez a la semana, para retirar el pelo muerto y la suciedad, con lo que necesitará menos baños.

Los de pelo duro y broken necesitan un poco más de cuidado que los de pelo corto, se les debe hacer un trimming (o stripping) dos veces al año.

Una cuchilla de trimming ayuda a quitar el pelo muerto, se coge con la mano derecha, teniéndola en paralelo al cuerpo del perro, se toman unos pelos entre el pulgar y la hoja de la cuchilla y manteniendo la piel del área tensa se tira en la dirección de crecimiento del pelo, el pelo muerto se desprenderá con facilidad. Podemos peinar el pelo en la dirección contraria al crecimiento para ver los pelos que están largos. Si el perro no está acostumbrado, es mejor que hagamos un poco cada día, en lugar de hacer todo el perro de una vez. No bañe al terrier antes del stripping, podemos hacerlo después.

Los strippings repetidos consiguen una mejor textura de la capa, ésta se mantendrá más apretada al cuerpo, dándole una apariencia limpia y lisa. No recomendamos que se recorte el pelo, el proceso es más fácil que el arrancado, pero el pelo no tendrá una buena textura, la capa quedará más levantada o curvada hacia fuera del cuerpo del perro, tendrá un aspecto más descuidado.

Cuidados del cachorro Jack Russell Terrier
CUIDADO DE LA DENTADURA

El cambio de los dientes de leche por los de adulto se produce en la edad de 4 a 6 meses, en ese período querrá morder más.

En cuanto a la higiene dental, hay que cepillar los dientes dos o tres veces a la semana o incluso a diario, para evitar la acumulación de sarro y mantener las encías sanas. Comenzando gradualmente cuando es cachorro para que se acostumbre.

El mal aliento suele ser síntoma de enfermedad de encías por la acumulación de placa y bacterias en la boca, acuda a su veterinario para que le haga una revisión.

ADIESTRAMIENTO

Una parte importante es establecer la jerarquía, su Jack Russell Terrier necesita saber que usted tiene una posición superior, ello no significa intimidarle o abusar de él.

Comenzaremos a enseñarle desde cachorro, con consistencia. El entrenamiento comienza en el momento de llevar el cachorro a casa, si no se reacciona adecuadamente, aprenderá cosas incorrectas.

Cuidados del cachorro Jack Russell Terrier

Es muy importante que eduquemos a nuestro Jack Russell para que sea obediente, con paciencia, de una manera positiva, recompensando y reforzando con regularidad el buen comportamiento; desalentando e ignorando el malo.

Su cachorro está siempre pendiente de usted, de sus reacciones, demuestre entusiasmo para destacar su buen comportamiento y minimice su reacción ante sus travesuras.

Se debe actuar con coherencia, todos los que convivan con el perro deben permitirle o no lo mismo, para no confundir al cachorro.

No sirve de nada regañarle por algo que ha hecho, las reprimendas sólo funcionan en el momento en que lo está haciendo.

No olvide que prevenir comportamientos no deseados evitando su desarrollo es más fácil que detenerlos después de que los haya aprendido.

Durante el primer mes  puede empezar a practicar algunas lecciones, su cachorro debe aprender las dos palabras más importantes, éstas son “no” (que significa “deja de hacer lo que estás haciendo”) y “bien” (que significa “me gusta lo que estás haciendo”), que se usan para enseñar muchas otras lecciones.

Puede ir enseñándole algunas otras palabras:

  • PELOTA. Repita la palabra mientras juega con él.

  • A DORMIR. Guie a su cachorro hacia su zona con un juguete o un premio, diciendo “a dormir” y con calma déjelo con el juguete o premio.


Debemos enseñarle a no morder, los cachorros son mordedores y mientras es cachorro puede parecer gracioso, pero podría terminar haciendo daño a alguien y es mejor cortar este comportamiento. No hay que tolerárselo, cuando nos muerda debemos gritar “¡ay!” e ignorarle durante un minuto.

Puede asistir a clases de obediencia, que además ayudan a socializar a los cachorros.

CONTROLAR LAS NECESIDADES

Enseñar a nuestro cachorro donde debe hacer sus necesidades es ineludible.
1. Estableceremos un horario de paseos, este hábito debe mantenerse incluso los fines de semana, los expertos recomiendan después de cada comida, siesta y sesiones de juego largas.
2. Observaremos a nuestro cachorro para distinguir los signos de comportamiento que indican que “necesita ir”, vigile si empieza a hacer círculos y oler, cuando veamos estas señales, inmediatamente lo cogeremos, lo llevaremos al exterior y lo pondremos en el suelo o en la bandeja de entrenamiento.
3. Premiaremos y elogiaremos a nuestro Jack Russell Terrier cuando haya hecho sus necesidades.
4. Evite castigar a su cachorro, sólo si lo encuentra haciendo sus necesidades en casa, cójalo, dígale “No” y llévelo rápidamente a la bandeja de entrenamiento o al exterior, manteniendo la calma.
5. Sea constante, a veces puede parecer que nuestro Jack Russell Terrier no está aprendiendo, pero lo hará. A los perros no les gusta ensuciar el área que ocupan, este instinto natural ayuda en su entrenamiento.
6. Si hay accidentes se limpian rápidamente utilizando un limpiador de orina que elimine el olor, pues si un lugar de la casa huele a orina, el cachorro tendrá la tentación de hacer pis allí de nuevo cuando sienta ganas.

Puede suceder que cuando lleguemos a casa y lo saludemos tenga a veces una pequeña pérdida de orina, producida por la excitación. No le regañaremos ni castigaremos, que sólo serviría para aumentar su nerviosismo. Lo que haremos es enseñar a nuestro cachorro una forma alternativa de dar la bienvenida, por ejemplo sentarse y dar la pata. Al llegar a casa, saludaremos a nuestro perro con normalidad, nos agacharemos, le ofreceremos la palma de la mano para que la lama y le pediremos que salude de la manera que le hemos enseñado.

LOS VIAJES EN COCHE

No le dé nada de comer desde una hora antes de la salida, por si se marea en el coche.

Pueden viajar en una jaula de transporte, sujeta con un cinturón al asiento de atrás o en el maletero (en coches de 5 puertas o de tipo ranchera).

No hay que dejar a los perros dentro de un coche estacionado, pueden sufrir un golpe de calor mortal.

 
 
 
 

Compartir la página

 
 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal